En su día, hablamos con fotógrafos de la UT

La UT informa

En homenaje, a esas personas que trabajan detrás de las cámaras registrando, poniendo todo su conocimiento y agudeza visual, el día del fotógrafo, mundialmente es celebrado en el mes de agosto, pero en Colombia, esta festividad se conmemora el 20 de febrero, considerando que en el país, esta labor ha logrado retratar su historia, y darle voz a esos lugares y personas  que quizá sin la captura de imágenes no sería posible conocer.Compartiendo sus conocimientos y las experiencias que ha adquirido en la vida, el Artista plástico, y profesor de fotografía, pintura y dibujo de la Universidad del Tolima, Oswaldo Enrique Rocha, ve la fotografía, como el mecanismo comunicativo con mayor impacto en la sociedad, pues, fue tan fuerte la huella que esta dejó desde su primera aparición en el siglo XIX, que logró desplazar cualquier otro tipo de representatividad visual antes conocida. En esta misma línea, la diseñadora, fotógrafa y directora del MAT, María Margareth Bonilla Morales, expresa que la fotografía cambió la forma de ver las imágenes en el mundo, y se convirtió en parte fundamental de cualquier profesional.

Capturar la realidad es su esencia, por ello, los camarógrafos al igual que los reporteros gráficos han dedicado su vida a comunicar desde la imagen todo lo que se ha querido narrar. Un claro ejemplo para el profesor Rocha, es la labor fotográfica que realiza el artista Jesús Abad Colorado, quien por años se ha dedicado a retratar el dolor de la guerra en Colombia. “La fotografía es un verdugo al olvido” Rocha.

El fotógrafo y tallerista Hernando Bazurto, indica, que aunque la fotografía no nos permita experimentar todo lo que se siente en un determinado momento, por lo menos, si ayuda a fortalecer esos vagos recuerdos que quedan en nuestra memoria.

Margareth, recuerda que en Ibagué antes no había una actividad fotográfica fuerte, por lo tanto se trazó como objetivo empezar a trabajar junto con sus colegas en pro de la fotografía, logrando la creación del ‘salón tolimense de fotografía’ en el Museo de Arte del Tolima.

Desde su labor como docente, Rocha ha podido identificar que desde la academia, los jóvenes cada día están más interesados en conocer, perfeccionar y adecuar su ojo, para lograr composiciones fotográficas ricas estéticamente. Pero tanto para él como para la directora Margareth, algo muy diferente a esto, sucede fuera de la academia, el tener la posibilidad de tomar fotos desde los diferentes dispositivos, ha hecho que se pierda la rigurosidad, la esencia y mística que esta implica, pues, no es raro ver a niños, jóvenes y personas de la tercera edad capturando imágenes; muchos comparten en Facebook carpetas con doscientas fotografías, que ni siquiera se han tomado la molestia de revisar, de realizarle un trabajo de posproducción, sin embargo es importante ver cómo las personas toman fotografías.

Bazurto, desde su labor como fotógrafo y tallerista, ha percibido que las personas están más interesadas en aprender de la fotografía para aplicarla en distintas áreas, y muchas de ellas han recurrido a internet, o a talleres que se dictan en Instituciones como la UT, para aprender cosas básicas, pudiendo narrar a partir de ellas su relación con el mundo (el día a día).

La UT al reconocer la importancia de la captura de imágenes, desde el Centro Cultural ha venido ofertando talleres dirigido a estudiantes, docentes y funcionarios de la Institución, aparte de esto se ha estado planeando dictar cursos de fotografía en barrios y municipios del Tolíma, como también, se ha venido trabajando en la creación de un salón universitario de fotografía, que cobije a aquellos jóvenes que gustan de la fotografía.

Total Page Visits: 506 - Today Page Visits: 3