Inauguración de la Casa de la Verdad del Tolima: una oportunidad para transformar nuestra historia

Paz Proyección Social Uncategorized UT para la Paz

En el marco de la inauguración de la Casa de la Verdad del Tolima se llevó a cabo desde la UT, el conversatorio: “Sentido y valor de la verdad para el Tolima” donde participaron representantes de víctimas del conflicto armado colombiano, Ejército Nacional, Excombatientes de las Farc, empresarios tolimenses, estudiantes y público en general, quienes fueron testigos de diferentes testimonios que busca encontrar la comisión de la verdad para dignificar las victimas que ha dejado la guerra en los últimos 50 años en Colombia.

El inicio de este encuentro se dio con las palabras de bienvenida del rector Omar Mejía,  quien expresó el compromiso del alma mater con estas iniciativas que buscan unir y esclarecer hechos confusos del conflicto armado, e invito a seguir uniendo esfuerzos para buscar la verdad que lleve a dignificar las víctimas.

El profesor Andrés Tafur, realizó la presentación de los panelistas que acompañarón el conversatorio, entre ellos el exgobernador del Tolima. Fernando Osorio, el empresario tolimense y fundador de Paz Wear, Jader Zuleta, la líder del movimiento social feminista Fanny Barragán, el exgobernador de la comunidad indígena Nasa del sur de Tolima, Ovidio Paya y el integrante  de la mesa de victimas departamental José Afranio Perdomo.

En la primera intervención ante el público, el exgobernador Osorio dio el contexto en que ha trascurrido el conflicto en el departamento, conflicto del que fue víctima en su niñez, y que lo llevó a ser el abanderado de esta población que hoy pide justicia, reconocimiento, reparación y sobre todo la no repetición de diferentes sucesos que transcurrieron en ese periodo oscuro de la historia del país. Además de referirse a la importancia que tiene para el departamento la reconstrucción de la violencia en el Tolima que aclaren la verdad a las víctimas y sobre eso se enseñe a futuras generaciones.

En una segunda intervención, el moderador indagó sobre la función que han tenido los indígenas Nasa a lo largo de conflicto armado, y el papel una vez se han firmado los acuerdos de paz con las FARC, a lo que su representante Ovidio Paya expresó el temor que existe en estas comunidades por expresar la verdad, porque es una verdad que tiene enemigos, además que muchas veces  han sido víctimas de los mismos entes del estado; por eso resaltó e hizo un llamado, para no solo reconstruir entre todos la verdad, sino que esta vez se le dé mayor relevancia a lo que tienen que contar los pueblos indígenas en Colombia. “La paz en Colombia no se hace con armas, la paz en Colombia se logra con un pacto social”.

Por su parte,  el empresario tolimense resaltó la importancia de los acuerdos alcanzados con las FARC en la Habana Cuba, porque se tiene una oportunidad histórica de no pasar una herencia de violencia y conflicto a futuras generaciones en el país. También expresó como él y su familia fueron víctimas de amenazas, sucesos que los hicieron alejarse de país por un tiempo, pero que también a él desde su rol como empresario  lo llevó a entender, que es impulsando proyectos en beneficio de las comunidades que se logra combatir diferentes sucesos y flagelos, por eso desde su empresa textil Paz Wear logra emplear y ayudar a víctimas del conflicto armado, excombatientes y exmilitares; que encuentran una nueva oportunidad para soñar en un país de todos y para todos.

En el momento en el que el profesor y moderador Andrés Tafur tocó el tema  de la actuación de las mujeres y los niños en el conflicto, es la líder del movimiento social feminista quien toma la palabra, primero para dejar claro que el rol que tiene la mujer en el conflicto merece ser conocido, porque  en la guerra la cultura patriarcal toma todo el protagonismo, y solo se utiliza la figura de la mujer como un botín de guerra, cada vez que su cuerpo es tomado y abusado en muchas ocasiones sexualmente. Pero además hace un llamado para que ese conflicto no tenga que ser heredado por futuras generaciones que nacen y crecen sin saber porque están en guerra: “A los niños les tocó asumir una guerra que no es de ellos, niños a los que se les quita el derecho de ser niños; niños que dejaron su niñez por ir a la guerra

Dando finalizada la intervención de los panelistas, el último en tomar la palabra fue el miembro de la mesa de victimas en el departamento del Tolima, Jose  Afranio Perdomo, para dejar claro que la verdad no es solo para debatirla y buscarla en espacios académicos, sino que es necesario ir a los municipios y comunidades a escuchar la gente; es allá donde está la verdad, son los que han vivido la guerra de forma directa e indirecta quienes pueden reconstruir  esos relatos y memorias; relatos y memorias que hoy siguen dejando lideres asesinados, porque desde su labor han querido reconstruir una verdad y reclamar unos derechos que parecen ser de unos pocos.

Para dar por finalizado el conversatorio, se procedió a dar la palabra al público asistente para que hicieran sus apreciaciones, y además formular preguntas a los panelistas con respecto al rol y los retos que tiene la comisión de la verdad en los próximos dos años que tienen para dar cumplimiento a lo pactado en los acuerdos de las FARC en la Habana Cuba.

Por un lado se concluyó la importancia de la comisión en el esclarecimiento de la verdad, el reconocimiento de las víctimas del conflicto y el proceso que lleve a la  no repetición de diferentes flagelos, algo que sin duda compete a toda la sociedad colombiana, por la magnitud de este fenómeno social, político y cultural.

Acto simbólico

Como cierre al evento, el público asistente elevó más de 300 plántulas de Ocobo y Gualanday, árboles nativos del territorio, y ofrecieron un minuto de silencio en honor a las más de ocho millones de víctimas del conflicto armado del país: “Estás plantas representativas del Tolima simbolizan el proceso que se siembra desde el territorio alrededor de la Construcción de Paz y la No Repetición. Cada persona de manera representativa a través del arbol custodia de este proceso que puede florecer a través de la confianza, el cuidado diario, la atención permanente y la esperanza de un futuro en paz para las nuevas generaciones”.

Total Page Visits: 348 - Today Page Visits: 2