Luto por la biodiversidad del Tolima

Academia Facultad Ingeniería Forestal Investigación Investigaciones

La Universidad del Tolima expresa su preocupación por los hechos presentados durante la última semana en inmediaciones del Bosque de Galilea, al oriente del departamento del Tolima, cuando presuntamente un accidente ocasionado por un militar, dio como resultado la muerte de un oso de anteojos en el sector denominado Campo Hermoso, localidad caracterizada por su densa cobertura vegetal.

El pasado lunes 24 de junio, fue reportado el incidente ante la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) por parte del Comandante de la Sexta Brigada, en el cual se relató el presunto accidente por parte del Batallón de Operaciones Terrestres No. 17, que en la zona custodia las actividades de exploración petrolera por parte de la empresa Petrobrás. Sin embargo, fue solo hasta el día sábado 29 de junio, que se dio a conocer la noticia luego de que una comisión de funcionarios de Cortolima hiciera presencia en el Bosque de Galilea, para adelantar los procedimientos correspondientes, y que la comunidad que habita alrededor del Bosque de Galilea presentara la denuncia ante los medios de comunicación y las redes sociales.

El oso de anteojos (Tremarctos ornatus) u oso andino, como es reconocido en otras regiones del país ha sido registrado en el Bosque de Galilea desde el año 2018 por parte de la Universidad del Tolima, cuando se iniciaron los estudios correspondientes para su declaratoria como área protegida en los Andes Orientales de Colombia. Esta investigación encabezada por el Grupo de Investigación en Biodiversidad y Dinámica de Ecosistemas Tropicales (GIBDET) en el marco del convenio 441 con Cortolima, ha tenido evidencias de la presencia del oso de anteojos en las localidades denominadas Campo Hermoso, La Chata y Alto del Himalaya, en el Bosque de Galilea.

Este mamífero está en categoría vulnerable a nivel nacional e internacional, es una especie de grande porte y requiere de áreas extensas para su distribución, además cumple con funciones ecológicas como la dispersión de semillas en los ecosistemas naturales. Actualmente, con base en los análisis ecológicos de la fauna silvestre registrada por parte del equipo consultor de la Universidad del Tolima, el oso de anteojos se perfila como uno de los valores objeto de conservación del Bosque de Galilea. Otras especies de fauna y flora silvestres han sido reportadas y se consideran de gran importancia ecológica y científica para el territorio tolimense y para el país.

La comunidad académica y científica de la Universidad del Tolima, espera que la biodiversidad de esta región pueda ser conservada con los aportes que se vienen haciendo para la declaratoria del área protegida y, de esta manera, evitar que este tipo de incidentes puedan ocurrir nuevamente.

Elaborado por: Miguel Ángel Quimbayo Cardona, profesor de la Facultad de Ingeniería Forestal.

 

Registro de oso de anteojos mediante cámara trampa en la localidad Campo Hermoso durante el año 2018

 

Total Page Visits: 697 - Today Page Visits: 2