Un año de las Tiendas Universitarias, un proyecto para estudiantes UT

Uncategorized

Las Tiendas Universitarias cumplieron un año al servicio de la comunidad universitaria, esta iniciativa que nació de la necesidad de formalizar las llamadas “chazas” (antiguos puestos de venta) que tenían los estudiantes frente al bloque 32, son ahora en mejores condiciones y de manera organizada una oportunidad de emprendimiento para los
estudiantes de la UT.

Para iniciar el proyecto de las tiendas, la Rectoría donó recursos y desde la Vicerrectoría de Desarrollo Humano con el apoyo de la Oficina de Desarrollo Institucional, se gestionó el acompañamiento para los diseños, materiales y lo más importante que cumplieran con los requerimientos técnicos-sanitarios, luego de un arduo trabajo se logró la construcción y creación del proyecto, con el acompañamiento del consultorio jurídico se reglamentó el proyecto, y así se abrieron las convocatorias en las que se presentaron proyectos saludables, pitch y se realizaron las asignaciones que actualmente benefician a 50 estudiantes con sus ideas de negocios.

El proyecto tiene cuatro componentes principales, el primero de ellos es la gestión empresarial en la que se presenta un modelo de negocios con organigrama de trabajo y donde se capacita a los estudiantes en el manejo de sus recursos, el segundo componente la alimentación saludable y la eliminación del azúcar refinada, el tercero cumplir las normas higiénico-sanitarias actuales de seguridad alimentaria y el cuarto y último componente es el impacto social apadrinando estudiantes de escasos recursos subsidiando el valor del almuerzo o cena a más de 30 estudiantes.

Uno de los objetivos del proyecto es la contribución al ambiente lo cual se ha logrado gracias a la reducción de plástico de un solo uso a un 80% este semestre, según indica Angélica Román, funcionaria de la VDH y líder del proyecto de las Tiendas Universitarias, “el plástico que los estudiantes sacan de los empaques de yogures, galletas y otros; son recolectados y entregados a la Fundación Sembrando Ambiente”; a futuro se quiere tener encuentros en mesas de trabajo con los estudiantes beneficiados del proyecto, para ubicar un compost para la recolección de alrededor de 100 kilos de desechos orgánicos que se generan semanalmente desde las tiendas.

El estudiante de Administración de Empresas Manuel David Zabaleta, quien desde hace un año hace parte de este proyecto expresa que: “se han fortalecido sus relaciones interpersonales y le ha ayudado a poner en práctica la teoría vista en clase aplicándolos a su idea de negocio”; gracias a ser parte de las Tiendas Universitarias Zabaleta y otros
estudiantes beneficiados del proyecto han podido cubrir sus gastos en alimentación, transporte, materiales para hacer sus trabajos, y por medio de sus aprendizajes han participado en diferentes actividades propias de la universidad , lo que hoy en día hace que tenga más sentido de pertenecía por la UT.

El proyecto en este primer año, ha sido de gran importancia no solo para los estudiantes sino para la Vicerrectoría de Desarrollo Humano desde donde se lidera este proceso, por eso conscientes de que hay que resaltar el liderazgo y emprendimiento de los estudiantes, también debemos seguir trabajando para fortalecer el proyecto, ofrecer productos orgánicos en lo cual hemos adelantado conversaciones con proveedores campesinos tolimenses de Café y capacitar en temas como trabajo en equipo, liderazgo y emprendimiento para que los estudiantes asuman su rol de emprendedores en su vida personal y al servicio de la comunidad universitaria.

Total Page Visits: 459 - Today Page Visits: 1