Observatorio de Paz y DDHH de la UT, trabaja contra el desplazamiento forzado

Academia Paz Uncategorized UT para la Paz

Son 36 puntos los que conforman el Acuerdo para la convivencia y la no repetición del desplazamiento forzado en el sur del Tolima, el cual fue liderado desde el Observatorio de Paz y Derechos Humanos de la Universidad del Tolima.

Este acuerdo fue firmado el pasado 6 de marzo y suscrito por voceros y voceras de organizaciones sociales, étnicas y de víctimas de los municipios de Planadas, Chaparral, Ataco y Rioblanco, varios de los cuales sufrieron el flagelo del desplazamiento forzado.

El Acuerdo, firmado en el municipio de Chaparral, se realizó en el marco del proyecto “Contextos explicativos del desplazamiento forzado en el sur del Tolima y sus impactos sobre el territorio y la territorialidad, 1958 – 2018”, apoyado por la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento – CODHES -, y cuyo informe final se entregará a la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad.

De acuerdo con el profesor Andrés Tafur Villarreal, coordinador (e) del Observatorio y quien coordinó todo el proceso, “el proyecto tenía tres objetivos: establecer los patrones y contextos explicativos que ocasionaron e incidieron sobre la intensidad y persistencia del desplazamiento forzado en el sur del Tolima, determinar los impactos humanos, sociales y las afectaciones en la salud mental; y, finalmente, promover un reconocimiento de lo ocurrido en el marco del conflicto armado en relación con el desplazamiento forzado, que conlleve a consensos sociales sobre lo ocurrido y la identificación de recomendaciones desde la comunidad para la convivencia y la garantía de no repetición”.

El Acuerdo que se suscribió apunta a esto último, precisamente en un momento en que el se vuelve a hablar del rearme de estructuras armadas en el territorio.

En el documento se encuentran puntos como la formación de líderes, el derecho a la educación y la salud de la población rural, beneficio para adultos mayores, defender derechos de la comunidad LGBTI, apoyo a los campesinos por parte del gobierno, entre otros.

“Nadie más que los líderes y lideresas sociales, y sus comunidades, conocen lo que tiene que pasar para que la violencia y sus efectos no se repitan. Me parece que los mandatarios locales y el gobierno departamental deberían poner atención a estas solicitudes, que son una buena oportunidad para que se conecten con la población de base sobre la base del objetivo de pacificar esta subregión”, añadió el profesor Tafur.

Clic aquí para revisar los puntos del acuerdo.

Total Page Visits: 380 - Today Page Visits: 2