Ocelote rescatada por Cortolima, fue operada con éxito en el Hospital Veterinario de la UT

La UT avanza

Un ocelote hembra de la especie “Leopardus pardalis”, rescatada en zona rural del municipio de Chaparral, fue recibida el pasado miércoles en el Hospital Veterinario de la Universidad del Tolima, con el propósito de ser atendida por personal del alma mater, pues presentaba serias lesiones que le impedían movilizarse.

Este animal de aproximadamente un año de edad, y trasladado por funcionarios de Cortolima hasta las instalaciones del centro médico de la UT en su sede Miramar, según diagnóstico del doctor Edwin Buriticá, Coordinador Médico del Hospital Veterinario, presentaba una lesión en miembro torácico de tipo ortopédico y lesión de tejidos blandos musculares y neurovasculares, posiblemente asociadas a un evento de trauma no identificado,  relacionado probablemente por un ataque entre especies, pues presentaba lesiones en diferentes partes de su cuerpo, según testimonio del doctor Buriticá.

Frente a ello, el personal de la UT, bajo la supervisión del doctor Diego Echeverry, Director General del Hospital, y en compañía de integrantes de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, realizaron la operación el mismo miércoles, procedimiento que tuvo una duración de alrededor de dos horas, tiempo en el que se se le trataron las fracturas de los huesos del brazo izquierdo, lográndose una estabilización quirúrgica.

“Presentaba una fractura multifragmentaria de radio y ulna de miembro torácico izquierdo, el procedimiento fue complejo por las características anatómicas propias del animal. Presentaba lesión de por lo menos un tercio del radio, se logró su estabilización para poder darle calidad de vida”, sin embargo el proceso es demorado y se requiere su estabilización a lo largo de los próximos meses”. Puntualizó el doctor Buriticá.

Así mismo, el doctor Edwin también manifestó que el felino actualmente está estable, ya ha recibido alimentación, y no obstante su proceso de recuperación tardará entre tres a seis meses, pues según su perspectiva, las expectativas de rehabilitación para liberarlo son limitadas por la complejidad del estado en el que llegó, y la necesidad que tiene  de trepar y desenvolverse en medio de su hábitat.

Por su parte, Rodrigo Herrera, subdirector de calidad ambiental de Cortolima, indicó que lo ideal es que luego de su recuperación en el centro de valoración de fauna silvestre, el felino pueda volver a su lugar de origen en las zonas boscosas de Chaparral.

Total Page Visits: 482 - Today Page Visits: 2