Reflexión: Diferencia entre la educación virtual y la educación remota asistida por tecnologías

Academia

Hoy en día, por causa del avance vertiginoso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, reconocidas normalmente como las TIC, y dada la situación a nivel mundial, se pueden desarrollar diferentes estrategias educativas desde una institución, sea desde cualquier nivel escolar y diferentes modalidades que se oferten. En este sentido, a continuación se hace una fundamentación y diferenciación entre educación virtual y educación remota.

La educación virtual es reconocida en el mundo y en nuestro país como una modalidad educativa, con unas estrategias pedagógicas mediadas con TIC, estrategias que acorde a un modelo pedagógico, a unos planteamientos curriculares y normatividad interna, deben apropiarse dentro de la Institución que desea incursionar en este mundo digital. De ahí que el último decreto sobre registros calificados el 1330 de 2019 del Ministerio de Educación Nacional habla de la modalidad educativa virtual, dual entre otras y expone:

Las instituciones que deseen ofrecer un programa académico con idéntico contenido curricular, mediante distintas modalidades (presencial, a distancia, virtual, dual u otros desarrollos que combinen e integren las anteriores modalidades), podrán solicitar un registro calificado único, siempre y cuando las condiciones de calidad estén garantizadas para la(s) modalidad(es) que pretenda desarrollar, en coherencia con la naturaleza jurídica, tipología, identidad y misión institucional.

En esta modalidad se pueden trazar estrategias curriculares, partiendo desde el modelo pedagógico de la institución e integrando las mediaciones tecnológicas, es decir, haciendo uso de plataformas para el aprendizaje (LMS) Objetos virtuales de Aprendizaje, contenidos educativos digitales, los Mooc y hasta los App, todos con el propósito de llevar a cabo la relación entre docente, estudiante y los contenidos; con estrategias de comunicación como la asíncrona o en tiempo diferido, la comunicación síncrona en tiempo real y con unos cronogramas y acciones para cumplir a cabalidad la planificación curricular y demás temas que acaecen dentro de la institución, gestión comunicación y Bienestar. Es una modalidad que implica la solicitud del registro calificado ante el Ministerio de Educación Nacional para poner en marcha el programa.

Por otro lado, se argumenta que la educación remota, también haciendo uso de las Tecnologías, puede integrarse a cualquier modalidad educativa establecida, sea virtual, presencial o a distancia tradicional, que también puede llamarse educación asistida por tecnologías. De ahí que, al integrar las TIC a cualquier modalidad, estas se ajustan de acuerdo a la necesidad que en la planificación curricular pueda el docente incorporarlas, puede ser para una asesoría en tiempo síncrono, para elaborar un objeto virtual de aprendizaje, recursos educativos, para una clase magistral mediada o para realizar debates de una temática con los estudiantes, pero lo que si debe ser claro es que “es recomendable que, al iniciar las actividades académicas, cada docente en cada curso disponga espacios de diálogo y reflexión con sus estudiantes para abordar las diferentes situaciones, conversar, entregar información pertinente haciendo uso de las herramientas TIC” (Universidad de Chile, Depto de Pregrado, 2020, p. 5)

La educación remota es definida por el Brith Council de México (2020) “ esencialmente una “enseñanza virtual cara a cara”, donde se ejecutan lecciones a través de videoconferencias, ya sea por medio de equipo especializado de alta calidad y conexiones de fibra óptica o plataformas como Skype, Adobe Connect o Zoom” (Parr 4)

Otras estrategias dadas en la educación remota, es que sin perder de vista los lineamientos curriculares el PEI y el modelo pedagógico de la modalidad educativa, pueden entrar a mediar en el proceso pedagógico y no requieren adaptarse mediante lineamientos rígidos desde la institución, bajo solicitud de acreditación, como si lo es en la modalidad virtual. En la educación remota es pasar el encuentro presencial y todas las estrategias curriculares, al encuentro cara a cara en un horario establecido o encuentro síncrono, mediante diferentes plataformas, donde se expone, se retroalimenta, se hacen y reciben observaciones y experiencias en el acto propio de enseñar y aprender.

Es importante dejar claro que sin importar la modalidad incorporando tecnologías, “uno de los objetivos centrales de la enseñanza virtual o remota es procurar que lo importante sean los aprendizajes y no la tecnología”. (Universidad de Chile, Depto de Pregrado, 2020, p. 6).

Finalmente, cabe resaltar que uno de los rasgos distintivos de la educación virtual y remota, es que el estudiante en el aprendizaje tiene mayor autonomía, así como en su ritmo de estudio; de otra parte, el docente, facilitador, orientador y guía, pude remplazar algunos conceptos teóricos, elementos didácticos y de evaluación presencial, por mediaciones tecnológicas,, como foros, talleres, cuestionarios en línea, objetos digitales, presentaciones digitalizadas, estrategias multimediales, entre otras, eso sí, que mediante plataformas digitales el estudiante cuente con espacios de retroalimentaciones y aclaración de dudas a cada propósito de formación u objetivos de aprendizaje.

La educación virtual como se está desarrollando hoy en día, son enfoques, metodologías y estrategias que se está llevando en el mismo ritmo de la educación remota, solo que ante los estudiantes hay que ser claro, que, con estrategias virtuales, lo que se está llevando a cabo es una educación remota, asistida por tecnologías, dada la situación emergente, pero no es otra modalidad, para crear la modalidad, como se exhortó en los párrafos anteriores, debe prepararse el documento para la acreditación del programa en la modalidad virtual.

Redacción: Ever Tique Girón – Unidad de Pedagogía Mediaciones Tecnológicas.

Biografía:

Total Page Visits: 2256 - Today Page Visits: 2