La UT finalizó proceso de formación a jóvenes constructores de paz en sus territorios

Estudiantes Proyección Social UT para la Paz

Con éxito culminó el proceso de formación de ‘Jóvenes Líderes de Paz y Reconciliación en Colombia: un enfoque transformador’ realizado por la alianza entre la Oficina de Proyección Social de la UT con la ONU, la Fundación Escuelas para la Paz y USAID. A través de este proyecto se busca la prevención de reclutamiento y re-reclutamiento de niños, niñas y adolescentes en los municipios de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial.

La formación se llevó a cabo de manera virtual con integrantes de las plataformas juveniles de  los municipios de Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco. Ésta tuvo como propósito que los jóvenes se conviertan en multiplicadores de la experiencia, compartiendo sus conocimientos con la comunidad con el fin de  determinar y fortalecer  estrategias ya existentes en el territorio para mitigar este riesgo.

Este proceso se hizo en alianza con UNITAR, el brazo de formación y capacitación de la Oficina de las Naciones Unidas, quienes además fueron los encargados de presentar este proyecto; también junto a la fundación Escuelas de Paz, la cual está comprometida en la construcción de culturas de paz y ejercicio proactivo de los derechos humanos; y el programa de derechos humanos USAID COLOMBIA, como eje estratégico para la prevención en temas de reclutamiento, uso y utilización en niñas, niños y adolescentes.

La Universidad del  Tolima participó a través del programa de Voluntariado Universitario por la Paz, en donde 15 jóvenes voluntarios fueron previamente capacitados y posteriormente replicaron el proceso siendo guías y  capacitadores de otros jóvenes en cada territorio.  Es importante recalcar que con este proceso se busca contribuir a la paz sostenible y reconciliación de comunidades de escasos recursos que viven en medio de condiciones sociales de alto riesgo para los menores de edad, lo que termina afectando a la convivencia pacífica entre sus miembros.

Lo realizado: “Es demasiado importante por dos puntos. Uno, porque se genera una cohesión entre la comunidad universitaria que esté interesada en contribuir a la construcción de una cultura para la paz, y el segundo, porque los jóvenes capacitados van desarrollando capacidades y habilidades que más adelante serán aprovechadas no solamente en su ámbito o profesión laboral, sino también en su quehacer como jóvenes constructores de paz en sus territorios” afirmó Sheyla González, funcionaria de la Oficina de Proyección Social.

Este proceso de formación tuvo seis sesiones, enfocadas en el mejoramiento de las capacidades de las plataformas juveniles que ya están constituidas, como en el caso de Planadas y Chaparral, y jóvenes de Ataco y Rioblanco, con propósito de fortalecer las habilidades de las comunidades en materia de prevención. Fueron 20 jóvenes quienes recibieron estas capacitaciones durante los meses de mayo, junio y julio.

Entre ellos se encuentra Jhoan Gutiérrez, un joven de Planadas miembro de la Plataforma de Juventudes de su municipio, quien tuvo la oportunidad de ser parte del proceso de formación del proyecto ‘Jóvenes Líderes de Paz y Reconciliación en Colombia: un enfoque transformador’. Durante este tiempo han implementado actividades como materiales audiovisuales a través de medios virtuales a los cuales logren acceder jóvenes rurales y urbanos, de esta manera tienen como propósito impactar en el nivel formativo de los niños y niñas que están en un proceso de transición clave para la construcción de sus proyectos de vida.

Por otro lado, también hace la invitación a otorgarle importancia a este tipo de proyectos:

Quiero resaltar la importancia de que se articule la subregión del sur del Tolima, especialmente los cuatro municipios PDET en el tema de juventudes. Es la invitación a la universidad del Tolima, a todas las instituciones que hace parte y presencian ese territorio a que se direccionen programas y también a que se impulsen iniciativas audiovisuales, de reconocimiento pero también de memoria sobre los jóvenes del conflicto armado”.

Otra de las jóvenes participantes es Ingrid Gómez quien es coordinadora de educación en la Red de Mujeres Chaparralunas por la Paz, organización que decidió participar en este proyecto por relevancia que posee el tema del reclutamiento en Chaparral.

“Participar en el proyecto ha mejorado mi forma de percibir las causas, efectos y consecuencias del conflicto tanto en el tejido social como en los individuos, en las personas, en los jóvenes, en las familias. Además, como jóvenes comprendimos en este proceso que podemos ser agentes políticos y transformadores de una realidad que nos afecta” explica Ingrid. A su vez, destaca este espacio porque fue una oportunidad para encontrarse y dialogar sobre lo que pensaban y sentían, sin ninguna discriminación y sin ningún tipo de prejuicios.

Las sesiones de trabajo se enfocaron inicialmente en el análisis del contexto del sur del Tolima en cuanto al reclutamiento infantil, se determinaron los riesgos existentes en cada municipio que impiden el desarrollo de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y se dio a conocer la importancia que poseen la convención de los derechos de los niños y la arquitectura institucional en el marco del reclutamiento. Luego se centró en el análisis metodológico y aplicabilidad de la herramienta de capacitación propuesta por  UNITAR.

Desde el programa para la Paz liderado por la Oficina de Proyección Social se han generado convenios y acciones concretas para aportar en la construcción de paz en el territorio Tolimense; el trabajo con el Voluntariado de Paz de la Universidad nos ha permitido tener un excelente equipo humano de estudiantes y egresados que se vinculan a cada uno de estos procesos.  Así, se fortalecen la relación académia – comunidad y alianzas interinstitucionales en beneficio de los más vulnerables”, afirmó Gloria Marcela Flórez, Directora de la Oficina de Proyección Social.

Total Page Visits: 139 - Today Page Visits: 2