Docentes hablaron de la literatura y la crisis social en el Tolima

Arte y Cultura Vicerrectoría de Desarrollo Humano

La Vicerrectoría de Desarrollo Humano y la Biblioteca Rafael Parga Cortés, por medio de la plataforma Zoom y Facebook Live, realizaron en días pasados el Conversatorio «La literatura y la crisis social en el Tolima», el cual contó con la participación de grandes expositores en este campo del conocimiento.

Por un lado, el poeta Nelson Romero Guzmán, considerado uno de los más grandes representantes de la literatura colombiana contemporánea, y por el otro, el escritor Carlos Orlando Pardo, Fundador de Pijao editores y Grupo Cultural Pijao, que promueve el trabajo de escritores colombianos.

Así mismo, se contó con la presencia de Benhur Sánchez Suárez, escritor y pintor huilense reconocido en el territorio nacional por obras literarias como La solterona, El cadáver y La noche de tu piel, y finalmente, se integró al panel expositor, Libardo Vargas Celemín, ensayista, narrador, editor, columnista, colaborador de publicaciones nacionales e internacionales, y ex Vicerrector de Desarrollo Humano de la UT.

En el espacio virtual de encuentro, una de las reflexiones fue acerca de cómo ésta contingencia y las nuevas tecnologías han afectado la forma de consumir la literatura. Todos los expositores acordaron que los libros no desaparecerían, pero que, como todo arte, la literatura debía mutar sus formatos para adaptarse a una nueva realidad en donde la forma de adquirir libros ha ido cambiando.

El maestro Pardo, ante un panorama en el que “el libro desaparece para quienes no pueden adquirirlo”, ve las bibliotecas y los e-books como generadores de posibilidades para poder acercarnos a la literatura y al conocimiento.

Por su parte, el maestro Romero hizo alusión a los hipertextos, y la importancia que éstos tienen al momento de retroalimentar los libros digitales, ya que permiten ampliar información y una interactividad más profunda de parte de los lectores. Es de este modo que los formatos y las plataformas se modifican, pero los escritores siempre vivirán.

Uno de los temas clave en el encuentro fue la convergencia entre la literatura y los fenómenos sociales acaecidos en cierta época de la historia, no sólo en el Tolima sino también viéndolo desde una perspectiva global.

Referente a lo anterior, los invitados a este espacio hicieron énfasis en que la literatura no tiene como objeto específico cambiar la sociedad. Sin embargo, es posible que, a través de ésta, las personas puedan tener un cambio en su forma de ver la vida y se animen a asumir el destino de transformación de la sociedad.

Para explicar lo anteriormente dicho, el maestro Libardo Vargas tomó como ejemplo la novela “La cabaña del Tío Tom”, de la escritora estadounidense Harriet Beecher Stowe, por la cual se generó la Guerra Civil en Estados Unidos, y como consecuencia, se logró la abolición de la esclavitud.

En ese orden de ideas, la buena literatura toma una parte de la historia, desde la rigurosidad apropiada y le agrega elementos clave como el carácter estético y artístico creando personajes que producen en el lector un goce estético.

Es así que el escritor es testigo del tiempo, y el interés por éste puede ser no sólo por la época en la que vive sino también por un tiempo ya pasado. El Maestro Berthur Sánchez afirmó que “la primera responsabilidad que tiene el escritor es con el tema que está tratando, y la ética se ve reflejada en la fidelidad que tiene hacia el tema, los personajes que crea y con él mismo”.

.

Total Page Visits: 130 - Today Page Visits: 1