Avanza el diplomado de educación inclusiva para docentes

Vicerrectoría de Desarrollo Humano

La Universidad del Tolima en su proceso de responder a las necesidades de sus estudiantes y demás comunidad universitaria, implementó la política de inclusión y diversidad para apostarle a la creación de una cultura inclusiva dentro y fuera del claustro, es así como nace el diplomado de educación inclusiva para docentes.

Alexander Ospitia, funcionario e integrante del equipo técnico de la construcción de las políticas institucionales de la Vicerrectoría de Desarrollo Humano nos cuenta cómo se generó este espacio pedagógico para beneficio de docentes en primera medida, pero con proyección más adelante a estudiantes y funcionarios:

“El claustro plantea y construye una política institucional, preguntándose cómo vamos a impactar a la población, llegar a las personas con discapacidad y a las personas que impactan a las personas con discapacidad, si bien tenemos señalética e intérpretes, teníamos que generar una estructura o método para los estudiantes con esta discapacidad; se genera esa necesidad y planteamos este diplomado”.

En diálogos con el docente de la Facultad de Ciencias de la Educación, Robinson Ruiz, la política de inclusión se viene trabajando desde 2019, iniciando con la propuesta del índice de inclusión, que es una herramienta diagnóstica para las instituciones educativas, con encuestas para docentes, administrativos y estudiantes, con el objetivo de medir su percepción sobre la inclusión, esto para generar cultura inclusiva con todos.

A partir de esto se comienza a reflejar una necesidad con más poblaciones que se enfrentan a barreras de comunicación, aprendizaje, entre otras: “En conversaciones con la mesa de género, mesa LGBTIQ+, mesa de afrodescendientes, mesas de indígenas, se mostró que a los docentes no se les ha brindado orientación si llega un estudiante con discapacidad, no tienen el conocimiento de cómo generar unos ajustes razonables desde inclusión… la idea es capacitar a los docentes de presencial y distancia”. Afirmó el profesor Ruiz.

Con miras al panorama de la UT, se encuentran 14 estudiantes con discapacidad auditiva que se acompañan de intérpretes, asimismo, existen estudiantes con discapacidad visual que requieren guías lectores o sistema de escritura de braille, es por esto también que se manifiesta la necesidad de capacitar a los docentes en atención del aprendizaje.

“La diversidad es una oportunidad para enriquecer los procesos de interacción” menciona Robinson Ruiz. En el diplomado los docentes se encontrarán con contenidos centrados en, qué es una política educativa, política educativa inclusiva, cuáles son los principios de la inclusión, discapacidad visual, motora, intelectual, psicosocial, discapacidad auditiva. Sin embargo, como lo cuenta el docente, no consiste solo en enfocarse en la definición de discapacidad, sino ver los procesos pedagógicos que se pueden dar en la educación superior.

Entre tanto, en el colegio Normal Superior se orienta desde el diplomado la educación inclusiva enfocada a personas con discapacidad visual y se prevé que el miércoles 2 de marzo en la UT se realice otro encuentro.

Como parte del compromiso, la UT cuenta con aulas inclusivas en la biblioteca y en la Facultad de Ciencias de la Educación, allí tienen computadores con software con discapacidad visual y otros implementos para brindar soporte a los estudiantes con discapacidad, de igual forma, se espera que la Universidad tenga un laboratorio de inclusión con implementos didácticos para responder a la atención didáctica.

 

Redacción: Simón Gonzáles. 

Total Page Visits: 223 - Today Page Visits: 1