Un peruano estudiando maestría en la UT

Facultad Medicina Veterinaria y zootecnia

Roberto Javier Lope es un ciudadano peruano de 30 años, quien, por buscar mejorar su perfil como médico veterinario, terminó en Colombia estudiando una maestría en la Universidad del Tolima. Proveniente de Puerto Maldonado al suroriente del país Inca, zona tropical peruana, este joven “googleando” se encontró con la oferta de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, exactamente con la Maestría en Clínica Médica y Quirúrgica de Pequeños Animales que oferta la UT, a la cual accedió para el Semestre B-2021.

Así las cosas, rápidamente se puso en contacto con la universidad a través del correo electrónico, recibió la información que solicitaba, y empacó maletas para venir a Ibagué, a formarse como Magister, aprovechando que la UT cuenta con uno de los mejores hospitales veterinarios en toda Latinoamérica, y que el área en la que quiere especializarse, es la de traumatología en pequeños animales.

Roberto llegó como estudiante en agosto del año pasado, y antes de instalarse definitivamente, tuvo que venir desde su país de origen cuatro veces distintas para ver clases. Tiempo después, la presencialidad lo obligó a rentar una habitación cerca al hospital veterinario, desde donde se comunica diariamente con su esposa quien es licenciada en enfermería, y su pequeña hija de tres años a través de la internet.

Frente a su estadía en la ciudad musical de Colombia, y especialmente en el hospital veterinario de la UT, Roberto destaca la hospitalidad de la gente, el profesionalismo de sus colegas, así como la infraestructura del hospital a donde actualmente realiza sus prácticas académicas. “El hospital es grande, tiene bonita infraestructura, los profesionales a cargo, son muy amables, destaco el trato con colegas, pacientes y propietarios”. Puntualizó.

Dentro de sus planes, luego de graduarse como Magister en la Universidad del Tolima, Roberto espera, quedarse trabajando al menos un año en clínica, o emigrar hacía el Brasil, a donde también ha puesto sus ojos como posible destino, luego de su paso por Colombia.

Me siento tranquilo en Ibagué, es una ciudad tranquila, no salgo mucho, pues no quiero generar muchos gastos. Estoy agradado en este país, su gente, los colegas, son muy buenos profesionales, me alegra que exista un hospital de ese nivel, y estamos en buen camino”. Puntualizó.

 

Redacción: Juan Manuel Díaz.

Total Page Visits: 145 - Today Page Visits: 1