El CERE de la UT ofrecerá programa de veeduría ciudadana junto a la Contraloría departamental

CERE

Con el objetivo de formar habilidades digitales que permitan documentar el proceso de ejecución de obras públicas inconclusas en el departamento del Tolima, la Contraloría departamental invitó al Centro de Estudios Regionales de la Universidad del Tolima a que haga parte del diseño y ejecución del programa “ponte pilas con las obras inconclusas” en el marco del Observatorio de Control Fiscal para la Promoción de la Participación Ciudadana de la Contraloría.

Según David González, economista y especialista en administración pública y coordinador del Observatorio de Control Fiscal, «la relación entre innovación pública y gobernanza, es importante para que la ciudadanía pueda tener mecanismos de veeduría de código abierto que les permitan ejercer control social a las obras inconclusas”, dentro del marco de la Ley 2020 del 2020, que creó el Registro Nacional de Obras Civiles Inconclusas, para conocer las construcciones que no hayan sido terminadas de manera satisfactoria.

Actualmente el programa se encuentra realizando una prueba piloto en los municipios de Chaparral y Rioblanco, con el fin de dotar a la ciudadanía en el cuidado y seguimiento de los recursos públicos, mediante recolección de datos y habilidades digitales en el uso de plataformas de código abierto como, KoBoToolBox, PACO (Portal Anticorrupción de Colombia) y SICOF (Sistema Integrado de Información de Control Fiscal), con el cual podrán hacer seguimiento a obras inconclusas, como en el caso de Chaparral, donde hace más de siete años, varias familias esperan que el proyecto de vivienda “Alfonso Reyes Echandía” pueda ser terminado, después de varias adiciones de recursos y suspensiones de la obra que fue contratada por la Gobernación del Tolima.

El CERE-UT, desde sus ejes estratégicos de Gobernabilidad Local y Capital Social, le apuesta a complementar el proyecto desde las iniciativas lideradas por este centro de pensamiento. “Es importante que la veeduría ciudadana se articule con la academia, las instituciones y la ciudanía”, precisó González, en el sentido en que esta formación de capacidades debe ser “complementada con las herramientas que cuenta el Observatorio de Control Fiscal y los programas de formación avanzada que cuenta el CERE”, añadió.

Los alcances que se plantean para esta iniciativa son disminuir las brechas digitales, fomentar espacios de participación de experiencias y resultados en el uso de las herramientas digitales para el control de las obras públicas inconclusas. Así mismo, se plantea tener un control social mediante organizaciones, redes, instituciones y ciudanía que tome el papel de veeduría mediante este programa.

Finalmente se considera fundamental el activismo digital, ya que por medio de las redes sociales virtuales y demás mecanismos de difusión transmedia, la ciudadanía puede visibilizar las problemáticas que se generen en las comunidades cuando una obra presente retrasos en su ejecución.

El programa que se espera iniciar en las próximas semanas, recoge los 46 municipios que le competen a la Contraloría departamental, y va dirigido a la ciudanía en general y a quienes desempeñen distintos campos de veeduría ciudadana:

• Personeros Estudiantiles.
• Consejeros municipales de juventud.
• Veedores Ciudadanos.
• Juntas de Acción Comunal.
• Contralores Estudiantiles.
• Sociedad Civil Organizada.
• Ciudadanía en general.

Total Page Visits: 304 - Today Page Visits: 1